Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 15 de febrero de 2012

Feng Shui en la Sala de Estar





La sala de estar es el corazón del hogar, el sitio donde los habitantes de la casa se reúnen en familia o con amigos a disfrutar del intercambio social y de agradables momentos de ocio. La premisa fundamental en Feng Shui es estimular la comunicación entre quienes se hallan en este ambiente, por esta razón se le da especial importancia a la forma de colocar el mobiliario, al uso de colores y objetos adecuados destinados a lograr dicho objetivo. Algunas recomendaciones básicas y generales propuestas por el Feng Shui para la sala de estar son:

  • Situar el ambiente destinado a la sala de estar en la parte delantera de la vivienda, ya que generalmente es aquella que recibe más energía yang debido al movimiento y a los sonidos provenientes del exterior.
  • No colocar los sillones enfrentados o en línea, mucho menos aún si todas las personas reunidas quedan mirando hacia el televisor. Una buena posición para los sillones es su colocación en ángulo de 90º, teniendo la precaución de que al menos el sillón principal esté apoyado contra una pared y que ningún respaldo quede enfrentado a la puerta de entrada. 
  • Mantener el orden y eliminar objetos inútiles o que dificulten el flujo libre y armonioso del chi. Disponer los muebles de la sala de tal forma que el chi circule de una manera sinuosa, evitando la disposición de ellos en forma recta o bloqueando el paso.
  • Si la sala está muy expuesta, es decir si no se cuenta con un recibidor, es aconsejable colocar algún objeto cerca de la entrada que atraiga la atención hacia él, ya que por esta zona entra la energía tanto buena como mala al hogar. Debe ser algún objeto agradable, por ejemplo un florero con flores frescas, una pequeña fuente de agua o una pecera (sólo si el mapa energético de la vivienda lo permite), un bello cuadro o algún otro adorno que agrade a los habitantes de la casa. 
  • Fortalecer el centro de la sala colocando por ejemplo seis esferas de cuarzo en la mesa de centro de la sala. Pueden ser también de vidrio, pero al menos una debe ser de cuarzo o cristal natural. Estas esferas son excelentes cargadores de energía del elemento Tierra y tienen la virtud de disolver tensiones en el hogar mejorando las relaciones personales.
  • Los sahumerios, hornillos y velas son muy utilizados en Feng Shui como armonizadores energéticos, teniendo la precaución de ubicarlos en el lugar correcto. Además sirven como difusores de distintas fragancias naturales que actúan sobre nuestros estados de ánimo, iluminando y mejorando las energías que nos rodean. Son ideales el aroma de canela, cuya fragancia evoca un clima cálido y hogareño, o la esencia de bergamota, que tiene la virtud de integrar y dar la bienvenida. 
  • Optar por las formas curvas, ovales y redondeadas en el mobiliario, ya que los bordes agudos provocan sha chi  (energía negativa).
  • Utilizar colores cálidos en las paredes como el amarillo, los ocres, duraznos o anaranjados, que favorecen la vitalidad, el entusiasmo y la creatividad. También pueden usarse los beiges y crudos que sugieren contención, solidez y estabilidad. Evitar el azul y el negro porque pueden dificultar la comunicación, a menos que sea indicado como cura por un asesor profesional.
  • Colgar cuadros alegres en este ambiente. Los más apropiados son aquellos con motivos abstractos, bellos paisajes, campos a punto de ser cosechados u otras imágenes de la Naturaleza. Evitar la representación de animales con actitud agresiva.


Nota: las recomendaciones detalladas en esta nota son generales. Para armonizar cada ambiente correctamente y de una forma personalizada se requiere conocer las interacciones de energías en la vivienda en base a su mapa energético.




                             Marcela Padilla
                   Consultora de Feng Shui Clásico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada